(1 votos: 5,00 sobre 5)

Aproximadamente entre un 10 y un 15% de las parejas en España que se encuentran en edad reproductiva presentan algún problema de infertilidad. De estas parejas cerca de un 40% de los casos el problema u obstáculo procede del hombre.

Temperatura de los testículos

Entre los factores que inciden en la infertilidad masculina, en los últimos años se ha investigado mucho sobre si la temperatura testicular es una de las causas, dado que los testículos se encuentran precisamente fuera del organismo (en el interior del escroto) porque deben tener una temperatura menor a la del resto del cuerpo.

Es decir, si la temperatura del cuerpo normal se estima en unos 37 grados, la temperatura de los testículos deberá permanecer –al menos- un grado centígrado por debajo de esta temperatura.

El importante papel del escroto en la temperatura testicular

No hay duda que el escroto juega un papel fundamental a la hora de regular la temperatura de los testículos.

Presenta un total de siete capas; de ellas dos son tejidos musculares, las cuales se contraen ante estímulos variados, de ahí que los testículos se acerquen al cuerpo cuando hace mucho frío, y se alejen de él cuando hace demasiado calor. El objetivo es evidente: mantener la temperatura ideal para la producción de espermatozoides.

Por ello es fundamental evitar la ropa interior demasiado ajustada, así como no permanecer mucho tiempo sentado con las piernas cerradas, ya que los testículos se comprimirían y la producción de espermatozoides se vería afectada.

¿Cuál es la temperatura óptima para la producción normal de espermatozoides?

Si la temperatura del  corporal normal es de 37 grados, la temperatura de los testículos deberá permanecer –al menos- un grado centígrado por debajo de esta temperatura.

Es decir, la temperatura idónea se sitúa entre los 35,5 y 36 grados.

Imagen | Xosé Castro

Hacer un comentario